Fotografía de bebés

Fotografía de bebés. Cómo hacer fotos a un bebé

A todo el mundo le encantan las fotos de bebés. Pero, ¿cómo puedes conseguir buenas fotografías de tu bebé? Siempre hay que tener en mente la seguridad y la comodidad de cualquier bebé al que fotografiemos y tu bebé no es una excepción. Algo que no queremos hacer mientras hacemos fotos de un bebé es hacer que se enfade. A continuación encontrarás unos cuantos buenos trucos para tomar fotografías de tu bebé de una forma segura y lograr así magníficas imágenes.

Intenta ponerte al nivel de tu bebé

Haz las fotos al mismo nivel o altura en el que se encuentra el pequeño. Si alguien lo está sosteniendo, colócate a la altura de sus ojos. Hacer una foto de la carita de tu bebé por encima del hombro siempre resulta en una imagen bonita. Si tu hijo/a está en el suelo, túmbate tú también y consigue una gran instantánea mientras se sostiene con los brazos.

Bien de cerca

Saca provecho del modo macro de tu cámara y acércate al bebé. (El modo macro es el que permite hacer fotografías de cosas que están muy cerca). Es el momento ideal para centrarse en los rasgos del niño, por ejemplo en su cara y sus ojos, los pies o las manos. Cuando hacemos fotos de muy cerca, damos vida a detalles que muchas veces se pierden al tomar fotografías más generales o desde más lejos. Además, las tomas cercanas permiten eliminar el ruido de fondo, centrándose únicamente en el bebé.

Utiliza iluminación natural

Encuentra un lugar seguro que tenga cuanta más luz natural posible. Hazlo a la hora correcta del día. La luz solar que tenemos por la mañana o al atardecer nos permite sacar iimágenes perfectas. Intenta evitar el sol de mediodía, la luz es demasiado fuerte y no saca lo mejor de la piel de todo el mundo. Si tienes que utilizar flash, hazlo de forma indirecta. Si desactivas el flash evitarás que tu bebé se vea pálido.

Escogiendo accesorios

En cuanto a la seguridad del pequeño, el suelo es el mejor lugar. Utiliza una alfombra o una manta blandita. Una cosa está clara: si el bebé se siente cómodo, saldrá más feliz y eso es clave para lograr fotografías maravillosas. Intenta que no haya mucho desorden alrededor suyo, quieres capturar al bebé y si hay muchos objetos a su alrededor, lo único que conseguirás será perder el foco de lo importante. Algunos accesorios que pueden quedar muy bien son una cesta llena de mantas o una almohada grande. Si quieres fotografiar a tu hijo/a en posición de sentado pero todavía no se sostiene por sí solo, usa una manta y pide a alguien que lo sostenga con la manta entre sus manos. De esta forma podrás hacer una foto sin que aparezcan las manos de otra persona.

Los deditos de un bebé

Ten en cuenta el estado de humor del bebé

Evidentemente, lo mejor que puedes hacer es fotografiar al bebé cuando está feliz. Asegúrate de que esté limpio y de que haya comido antes de empezar la sesión. Coloca el niño en una posición que resulte cómoda para su edad. Para llamar su atención puedes usar un juguete que le guste mucho.

Siempre recuerda que hacer fotos de un bebé requiere tiempo y paciencia. Además, tienes que ser rápido a la hora de disparar si quieres capturar los momentos más tiernos. Y sigue una regla muy sencilla: haz muchas fotografías. Cuantas más hagas, más posibilidades tendrás de lograr la imagen perfecta.

5_maneras_mejorar_fotografia

5 Maneras De Mejorar Tu Fotografía En Minutos

Practicar, practicar, practicar…

La práctica es la clave para convertirse en un mejor fotógrafo.

De igual modo que cualquier habilidad adquirida, nadie nace con las habilidades necesarias para tomar las fotos increíbles que todos queremos ver.

Durante años, los fotógrafos han mejorado su oficio mediante la práctica. En la era digital es algo todavía más fácil. Antes tenías que invertir en carretes de fotografía y en el coste de revelar las fotos. Ahora, una vez has comprado la cámara, no tienes excusa alguna a la hora de tomar tantas imágenes como sea posible.

Con el tiempo y mucha práctica, te irás convirtiendo en un fotógrafo mejor. Empezarás a aprender cómo reacciona la luz, cómo funcionan los controles de tu cámara y cómo anticipar el resultado final de una fotografía.

De todas maneras, seguramente no querrás esperar varios años para conseguir buenas imágenes. Aquí tienes algunos consejos que puedes usar ahora para mejorar tu fotografía hoy mismo.

1. Descubre Tu Visión y Perspectiva

Escoge un objeto en tu casa que parezca simple. Fotografíalo desde 10 ángulos distintos con diferentes condiciones de luz. Prueba cada una de las 10 fotos con distintas distancias focales.

¿Cuál es el objetivo?

Se trata de un viejo truco que se enseña en fotografía. En una ocasión me asignaron un proyecto como éste. En clase de fotografía, todos los alumnos tenía que tomar fotografías de un objeto cotidiano que nos dieron dentro de una bolsa. Nos dijeron que hiciésemos lo mismo que hemos dicho antes. 10 ángulos con condiciones de iluminación cambiantes y al menos 3 distanciales focales distintas.

Los resultados fueron interesantes, visualmente atractivos y diferentes para cada uno de los alumnos. Al finalizar la tarea, estábamos un paso más cerca de descubrir nuestra propia visión fotográfica. Una vez que tienes tu “visión”, entenderás cómo quieres que se vean los objetos y a interactuar con la luz y los ángulos. Es un paso importante que puedes descubrir mediante este sencillo proceso.

2. Simplificarlo Todo

Hazlo todo lo más simple posible. La sencillez produce ingenio y fuerza el aprendizaje.

Consigue una cámara Pentax K1000 de 50mm. Gasta un carrete cada día durante una semana. Repite este proceso una vez al mes: te convertirá en un fotógrafo mucho mejor.

¿Por qué? Porque lo simplifica todo.

Te obliga a utilizar una única longitud focal. Haces zoom moviendo los pies. Configura tu cámara en modo manual y te fuerza a fotografiar con una única apertura.

Cuando eliminas variables, tienes que centrarte en el sujeto y en el arte de crear una imagen visualmente interesante. Sin distracciones, tus imágenes tendrán una mejor composición.

3. Haz Fotografías De Aquéllo Que Conozcas

Planea un proyecto centrado en un tema que comprendas.

Crear una fotografía visualmente interesante requiere visualización. Necesitas ser capaz de imaginar múltiples posibilidades creativas para un mismo objetivo. Al tomar fotos de algo que conoces bien, por ejemplo algo relacionado con algún hobby, consigues entender mejor todas las formas de observar algo.

En el corazón de la fotografía artística y de las imágenes que destacan yace la idea de que el fotógrafo está capturando una “nueva” perspectiva de algo, o usando el medio para contar una historia. Es mucho más fácil usar un tema para contar una historia si ya sabes mucho sobre él.

4. Lleva Tu Cámara a Todas Partes

No salgas de casa sin tu cámara. Llévala contigo mientras vas y vuelves del trabajo en transporte público. Llévatela al trabajo y no te la olvides en el descanso para comer. Ten tu cámara contigo cuando salgas con los amigos.

Al llevar la cámara siempre encima aumenta las posibilidades creativas. Si vas con tu cámaras a todas partes, también tendrás más “accidentes felices”. Si haces suficientes fotos, algunas de ellas están casi garantizadas de resultar excelentes.

5. Sigue Aprendiendo y Nunca Pares

Nunca dejes de aprender.

En este preciso instante, estás avanzando en tu conocimiento fotográfico. Si sigues aprendiéndolo todo sobre tu cámara, la composición y el arte de la fotografía, seguro que irás mejorando.